Leyendas del Camino de Santiago que quizás no conoces

1. ¿POR QUÉ UNA VIEIRA? LA HISTORIA DE ‘O CABALEIRO DAS CUNCHAS’

cabaleiro das cunchas bouzas

Esta leyenda forma parte del mito de la Traslatio, el viaje de Atanasio y Teodoro con los restos del Apóstol desde Palestina hasta Galicia. La balsa de piedra estaba ya cerca de la costa de Galicia, según esta historia, en Bouzas, una villa marinera a pocos kilómetros de Vigo.

traslatio santiagoEn una playa había una boda y, como parte de la celebración, el novio y los invitados jugaban a ‘abofardar’. Este entretenimiento consistía en arrojar unas lanzas o ‘bofardas’ al aire y recogerlas galopando a caballo antes de que tocaran el suelo. Justamente en el turno del novio, un golpe de viento desvió la lanza al mar y, empeñado en alcanzarla, el joven novio se hundió con su caballo entre las olas. Pasaba el tiempo, no salía del agua y la boda tenía visos de acabar en tragedia.

Pero en ese momento, la barca de Santiago se acercó y se produjo el milagro: tanto el jinete como su montura emergieron de las aguas… recubiertos de conchas de vieira.

Los propios discípulos indicaron que como señal de devoción y en recuerdo de este milagro todos los que peregrinasen para visitar la sepultura del Apóstol Santiago deberían llevar esta concha como símbolo.

 

2. LA REINA LUPA, LOS BUEYES QUE NO ERAN BUEYES Y EL DRAGÓN

reina lupa

Imagen vía Xacopedia

Otra de las leyendas más conocidas de la Traslatio es la del encuentro entre Atanasio y Teodoro y la reina pagana Lupa. Al llegar a Iria Flavia, los viajeros se dirigen a la reina Lupa, una poderosa noble pagana que dominaría las tierras donde pretendían enterrar a su maestro, para pedirle un medio de transporte. Esta les da un carro y les envía a buscar unos bueyes… que eran en realidadtoros salvajes. Encomendándose al Apóstol, los discípulos se ponen a rezar y Lupa es testigo del primer milagro: los toros se amansan y se dejan uncir al carro. Pero la aventura no acaba ahí.

Queriendo por todos los medios evitar que los restos de Santiago encontrasen sepultura en sus tierras, la reina engaña a la comitiva enviándola directamente a las fauces de un dragón. Sin embargo, los discípulos consiguen vencer a la bestia con el signo de la cruz y, ya convencida, la reina Lupa se rinde a su poder y se convierte al Cristianismo.

 

3. LA FUENTE RENIEGA, DONDE UN PEREGRINO VENCIÓ AL MISMÍSIMO DIABLO

alto del perdon
Imagen vía Cuatro Cantones

A pocos kilómetros de Pamplona el peregrino tiene que subir al Alto del Perdón. En pleno verano no es tarea fácil, y si no llevamos agua la echaremos de menos. Esto fue precisamente lo que le pasó al joven peregrino de esta leyenda: solo y sin agua, las fuerzas le fallaron, y el propio Diablo se le apareció en este momento de debilidad, ofreciéndole agua si renegaba de su fe en Dios, en la Virgen y en el Apóstol Santiago.

Evidentemente, el devoto peregrino se negó por tres veces a atender semejantes peticiones y, como para dejarlo claro, se arrodilló y comezó a rezar. Inmediatamente, el Demonio se evaporó y en su lugar apareció un manantial de agua que aún hoy da de beber a los peregrinos.

 

4. LA VIRGEN Y EL TXORI

puente la reina leyendaEsta historia tiene lugar en el Puente la Reina, uno de los enclaves más conocidos del Camino Francés y es quizá la más reciente de esta selección, ya que tuvo lugar en las primeras décadas del siglo XIX. Según los cronistas de la época, un txori (pájaro, en euskera) empezó a aparecer en la capilla de la Virgen del Puy, sin más intención aparente que la de quitar las telarañas e insectos de la escultura. Cuentan incluso que el txori cogía agua del río con su pico para lavar la cara de la Virgen.

Como el pajarillo volvía una y otra vez, los habitantes de Puente la Reina empezaron a tomarlo como un buen presagio y a celebrar por todo lo alto sus visitas. Parece que este peculiar servicio de mantenimiento alado estuvo activo hasta 1843, cuando se derrumbó la torreta que albergaba la imagen de la Virgen, que hoy se puede visitar en la iglesia de San Pedro.

 

5. EL PEREGRINO FANTASMA DE LA PRAZA DA QUINTANA


By P.Lameiro (Own work) [CC BY-SA 4.0], via Wikimedia Commons

Santiago de Compostela es una ciudad llena de historias más o menos fantásticas. Una de ellas es la de la misteriosa silueta del peregrino que todas las noches aparece en uno de los muros de la Catedral que da a la Praza da Quintana. La identidad de este fantasma tiene dos versiones populares.

Según la primera, se trata de un clérigo de la Catedral que, enamorado de una de las monjas de San Paio de Antealtares, le propuso escaparse al amparo de la noche y haciéndose pasar por peregrinos. Ella aceptó en un principio, pero finalmente no acudió a la cita. Así que él sigue esperando cada noche con sus ropas de peregrino.

La segunda versión la protagoniza un siniestro personaje, el noble francés Leonard du Revenan, quien asesinó a su propio padre para heredar los honores. Descubierto por la justicia, fue enviado a Santiago de Compostela como castigo. Sin embargo, durante su ruta asesinó a dos personas más. Al llegar a Santiago no encontró donde dormir, así que se dispuso a pasar la noche pegado al muro de la Catedral. En mitad de la noche se le apareció su propio padre, perdonándole por su asesinato pero condenándole a esperar eternamente en ese mismo lugar hasta que las almas de sus otras dos víctimas vinieran a Santiago a ofrecerle misericordia.

Share this...
Share on FacebookTweet about this on Twitter